sábado 24 de julio de 2021 - Edición Nº962

Argentina | 18 jun 2021

Investigación

Indagan al coordinador de enfermeros contratados para cuidar a Maradona

Mariano Ariel Perroni era el coordinador de la empresa subcontratada por la prepaga Swiss Medical, para aportar los enfermeros que debían controlar a Maradona en la presunta internación domiciliaria que se montó en el country San Andrés.


El coordinador de los enfermeros que fueron contratados para seguir la evolución de Diego Armando Maradona en la casa del barrio privado de Tigre donde falleció hace casi siete meses, será indagado este viernes por los fiscales de la causa, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Mariano Ariel Perroni (40), quien era el coordinador de “Medidom”, la empresa subcontratada por la prepaga Swiss Medical para aportar los enfermeros que debían controlar a Maradona en la presunta internación domiciliaria que se montó en el country San Andrés, luego de su neurocirugía por un hematoma subdural.

Perroni fue convocado a las 12 en la Fiscalía General de San Isidro, en Acassuso 476, donde asistirá con su abogado defensor, Miguel Ángel Pierri, y será indagado por el equipo fiscal que lleva adelante la investigación, que está integrado por Patricio Ferrari, Cosme Iribarren y Laura Capra, y coordinado por el fiscal general de ese departamento judicial, John Broyad.

Al igual que los otros seis acusados, el jefe de enfermeros está imputado por "homicidio simple con dolo eventual", un delito que prevé una pena de ocho a 25 años de prisión.

Esa figura penal fue elegida por los fiscales tras seis meses de investigación en la que concluyeron que el equipo médico de Maradona no solo fue deficiente, sino que sabía que el "10" podía morirse y no hizo nada para evitarlo.
 

La investigación y las indagatorias


En su llamado a indagatoria, los fiscales le atribuyeron a Perroni tener "pleno conocimiento de lo que se hacía y de lo que no, en especial del manejo de los enfermeros para con el paciente" y de haber asentado "deliberadamente" en las planillas de atención "información que no se condecía con el real estado y atención médica que Diego Armando Maradona recibía".

También le atribuyen haber demostrado "un comportamiento desinteresado e indiferente frente a la situación de emergencia".

Cuando declaró como testigo, Perroni se desligó de la atención del exfutbolista, aclaró que nunca fue a la casa de la internación domiciliaria y explicó que sus tareas eran la de "llevar el presentismo, solicitar informes de cambio de guardia y todas cuestiones atinentes a la organización administrativa de personal".

Afirmó que "el grupo realizaba hojas de enfermería en las cuales se plasmaba los controles de signos vitales, la medicación administrada y cómo se lo observó al paciente en la guardia" y que todo ello se lo entregó a otra de las imputadas, Nancy Edith Forlini (52), coordinadora para Swiss Medical de la internación domiciliaria de Maradona y a quien definió como su "superior jerárquico".

La autopsia determinó que Maradona murió a los 60 años a raíz de un "edema agudo de pulmón secundario a una insuficiencia cardíaca crónica reagudizada" y descubrieron en su corazón una "miocardiopatía dilatada".

Una junta médica concluyó que era un paciente con pluripatologías que agonizó 12 horas antes de su muerte, que lo de la casa de del country San Andrés no era una internación domiciliaria y que pudo haber tenido "más chances de sobrevida" si hubiera estado en una clínica.

Además, calificaron al equipo médico tratante como "deficiente", "temerario" e "indiferente" ante la posibilidad cierta de su muerte y que lo abandonaron "a la suerte".

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias