lunes 06 de diciembre de 2021 - Edición Nº1097

Opinión | 23 sep 2021

Política

Sin vencedores, solo vencidos

Asistimos a un amplio triunfo de Juntos en Necochea y, sobre todo, de la Unión Cívica Radical (UCR,) y a un agotamiento crucial del kirchnerismo, pero la gran derrota se la llevó Arturo Rojas.


Por: Natalia Steffen

A una semana de las elecciones primarias que se dieron en nuestro distrito ya podemos realizar un balance. Por respeto a la totalidad de los dirigentes y militantes no opinamos sobre los resultados en la misma jornada. Los necochenses asistimos a un agotamiento de las formas de hacer política y sus figuras. Pasaron 20 años y se repiten los mismos nombres, apellidos y amigos del poder. Todos responsables del estancamiento estructural de nuestro Partido de Necochea.

Este año después de varias reuniones y un posterior análisis, decidí no participar en las elecciones, entendiendo el escenario que atravesamos de pandemia, crisis y dirigentes que cambian de espacio como de remera y que no representan genuinamente las demandas que los ciudadanos tienen. Es cierto, estuve cansada de los tire y afloje de la política, del destrato de los dirigentes nacionales que digitan nombres desde Puerto Madero, y de la poca responsabilidad en la Quinta Sección electoral en cuanto a la construcción política, autoproclamados desde una poltrona con 2 años de mandato. 

Asistimos a un amplio triunfo de Juntos en Necochea y, sobre todo, de la Unión Cívica Radical (UCR,) y a un agotamiento crucial del kirchnerismo y su estrategia de marginar al justicialismo peronista de su alianza, separándolo de nuestro pueblo. Esta estrategia llevó al Frente de Todos a su peor derrota en la quinta sección electoral. Se hace necesario barajar y dar de nuevo.

Pero la gran derrota se la llevó Arturo Rojas de quien no se esperaba menos en su gestión. Fuimos nosotros en 2019 quienes advertimos que el proyecto político del rojismo no apuntaba a la mayoría de los necochenses de a pie que queremos para nuestra ciudad. Pasó lo que dijimos:  en marzo del 2020 dio la espalda a sus votantes, rompió los acuerdos partidarios que lo llevaron a la intendencia y comenzó una gestión en pandemia. Un intendente que ha priorizado recaudar fondos por sobre el trabajo con y para los vecinos. La emergencia le permitió recibir ayuda de la provincia y la nación, como también poner en stand by la gestión diaria. Quizás no supo o no quiso convocar a los actores de la sociedad civil para sacar a flote un gobierno estancado y castigado en las urnas el domingo pasado. Hoy paga el costo.

Esta foto de las PASO en Necochea también muestra otro dato: el nivel de apatía política frente a las opciones electorales autóctonas. En un distrito con más de 80 mil electores habilitados solo votó el 63% del padrón, el porcentaje más bajo desde 1983 e incluso más bajo que en la crisis del 2001 (74%).

Hay un contrato vencido entre dirigentes y vecinos en Necochea. La inexistencia de un proyecto para nuestros vecinos y la persistencia de viejos egos solamente dibujan la distancia que nuestros dirigentes tienen para con su pueblo. Los necochenses necesitamos políticos que piensen y defiendan los intereses de este suelo.

Haré lo que esté a mi alcance para que de una vez por todas tengamos una opción que le devuelva al productor lo suyo, al comerciante el esfuerzo de su trabajo, al trabajador empleo, a nuestros abuelos la seguridad y a nuestros hijos una razón para habitar este suelo, y construir su futuro. No van a encontrar en mí un deseo personal, sino el anhelo de un proyecto donde todos los necochenses sean protagonistas.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias