sábado 01 de octubre de 2022 - Edición Nº1396

Argentina | 5 sep 2022

Intento de Magnicidio

La Policía Federal detuvo a la pareja de Sabag Montiel

Brenda Uliarte fue aprehendida después de que la Justicia decretó el secreto de sumario; interceptaron sus comunicaciones y el operativo ocurrió en el barrio porteño de Palermo.


La pareja de Fernando Andrés Sabag Montiel, el brasileño acusado por atentar contra Cristina Fernández de Kirchner, quedó detenida en la noche de este domingo por orden de la Justicia Federal con el objetivo de que sea indagada este lunes.

La jueza de la causa, María Eugenia Capuchetti, ya tomó declaraciones testimoniales a un amigo de Sabag Montiel y a los técnicos de la PFA y de la PSA que intentaron desbloquear su teléfono celular y ayer, junto al fiscal Carlos Rívolo, analizó parte de la información obtenida de la tarjeta SIM del teléfono del acusado y las cámaras de seguridad de la zona en la que ocurrió el ataque, que fueron un elemento clave para decretar el secreto de sumario.

A partir de ese material se analizaron los movimientos de Sabag Montiel en la noche del jueves pasado y si llegó solo o acompañado al lugar de los hechos. La hipótesis de la Justicia, reforzada a partir del análisis de las imágenes, es que el mismo día en que cometió el ataque había estado con Brenda Uliarte, su pareja.

La joven de 23 años, que en las redes sociales y en entrevistas a medios de comunicación se presentaba como “Ámbar”, fue detenida en la Estación Palermo de la línea de tren San Martín teniendo en cuenta que en una entrevista brindada a Telefé el viernes había dicho que la última vez que vio a su pareja fue 48 horas antes de que ocurriera el ataque. Sin embargo, la Justicia acreditó que ese mismo día, el jueves 1 de septiembre, Sabag Montiel y su novia se movieron juntos por la Ciudad de Buenos Aires.

Al presentarse ante las cámaras, Uliarte dijo que convivía con Sabag Montiel desde hacía un mes y que no tenía conocimiento de la existencia de un arma en su poder ni las 100 balas que fueron encontradas durante el allanamiento. “La imagen es de una persona copada que hace chistes, amoroso, no teníamos pensado que pudiera hacer algo así”, sostuvo.

Contó que trabajaban juntos con varios amigos en un emprendimiento de venta de algodón de azúcar. “Estoy con mucho miedo porque nos quitan la posibilidad de trabajar y también porque nos están culpando de algo que no hicimos, dicen que somos un grupo terrorista y no tenemos nada que ver”, declaró

Asimismo, afirmó que el detenido, apodado “Tedi”, no le había manifestado ningún encono especial con Cristina Kirchner. “La verdad, no recuerdo menciones a la vicepresidenta, se quejaba del dólar y la economía, como todos”, sostuvo, aunque subrayó que no lo hacía “con agresividad”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias