sábado 01 de octubre de 2022 - Edición Nº1396

Mundo | 9 sep 2022

Medio Ambiente

La necesidad de un desarrollo rural sostenible ante la pérdida de bosques nativos

Una investigación publicada por la revista Science asegura que la agricultura explica más del 90% de la deforestación tropical y que, mediante una base de pruebas adecuada, se pueden guiar y evaluar los esfuerzos para hacer frente a la deforestación.


Entre el 90 y el 99% de la deforestación en los trópicos se debe directa o indirectamente a la agricultura, aunque sólo entre la mitad y los dos tercios de la misma se traduce en la expansión de la producción agrícola activa en las tierras deforestadas, según una investigación publicada en la revista Science.

Nacido de una colaboración entre muchos de los principales expertos en deforestación del mundo, el estudio proporciona una nueva síntesis de las complejas conexiones entre la deforestación y la agricultura, y lo que esto significa para los esfuerzos actuales para reducir la pérdida de bosques.

El informe se conoce tras la Declaración de Glasgow sobre los Bosques en la COP26 y antes de la Conferencia de Naciones Unidas sobre la Biodiversidad (COP15) que se celebrará a fines de 2022, y puede ayudar a garantizar que los esfuerzos para hacer frente a la deforestación se guíen y evalúen mediante una base de pruebas adecuada, ya que demuestra que la cantidad de deforestación tropical impulsada por la agricultura es superior al 80%.

"Nuestro estudio deja claro que entre el 90 y el 99% de toda la deforestación en los trópicos está impulsada directa o indirectamente por la agricultura", afirma en un comunicado Florence Pendrill, autora principal del estudio de la Universidad Tecnológica de Chalmers (Suecia). Y agrega que lo novedoso de la investigación es que de ella surge "que una parte comparativamente menor de la deforestación, entre el 45 y el 65 por ciento, resulta en la expansión de la producción agrícola real en las tierras deforestadas".

"Este hallazgo es de gran importancia para diseñar medidas eficaces para reducir la deforestación y promover el desarrollo rural sostenible", destaca la científica.

Según la organización ambientalista Greenpeace, durante 2021 se deforestaron 110.180 hectáreas de bosques nativos en el norte argentino, superficie equivalente a cinco veces el tamaño de la ciudad de Buenos Aires: "52.290 corresponden a la provincia de Santiago del Estero; 29.165 a Formosa; 18.068 a Chaco y 10.657 a Salta”. “Más del 80% de la deforestación” en Santiago del Estero “fue ilegal, ya que se realizó en bosques clasificados en las Categorías I, Rojo y II, Amarillo, donde no se permiten desmontes”, según la ley de bosques sancionada en 2007, agregaron.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias