sábado 01 de octubre de 2022 - Edición Nº1396

Mundo | 12 sep 2022

NASA

Preparan la primera misión de defensa planetaria de la historia

La agencia espacial estadounidense logró divisar su objetivo, gracias a 243 imágenes compuestas tomadas el 27 de julio de 2022 por DRACO, que el 25 de septiembre comenzará su navegación autónoma hasta concretar la colisión con la pequeña luna del asteroide Didymos.


La nave espacial Double Asteroid Redirection Test (DART) de la NASA ya divisó a Didymos, el sistema conformado por dos asteroides que incluye a su objetivo, Dimorphos. El 26 de septiembre será estrellado intencionalmente en el marco de la primera prueba del mundo para desviar un asteroide en defensa del planeta.

La agencia estadounidense mostró una imagen en la que se ve la luz del asteroide Didymos y su luna en órbita, Dimorphos. Se trata de un compuesto de 243 imágenes tomadas el 27 de julio de 2022 por la Cámara de reconocimiento y asteroides Didymos para navegación óptica (DRACO).

 

 

El asteroide se encuentra a 30 millones de kilómetros de DART por lo que los expertos en cámaras de navegación no estaban seguros de si DRACO podría detectar el asteroide todavía. Pero, al combinar las 243 imágenes, el equipo logró mejorar la definición de la imagen y así revelar la ubicación de Didymos.

"Este primer conjunto de imágenes se está utilizando como prueba para probar nuestras técnicas de imagen", contó Elena Adams, ingeniera de sistemas de la misión DART en el Laboratorio de Física Aplicada (APL) de Johns Hopkins en Laurel, Maryland. "Es importante demostrar que DRACO está funcionando correctamente y puede ver su objetivo para realizar los ajustes necesarios antes de que comencemos a usar las imágenes para guiar la nave espacial hacia el asteroide de forma autónoma", continuó.

Se realizaron una serie de simulaciones de navegación utilizando imágenes de Didymos que no son de DRACO. Pero en última instancia, DART dependerá de su capacidad para ver y procesar imágenes respecto de los asteroides. Porque necesitará dirigirse hacia el asteroide, especialmente en las últimas cuatro horas antes del impacto. En esa etapa de la misión, la nave deberá navegar por sí misma para impactar con éxito contra Dimorphos.

 

 

Durante las próximas dos semanas, el equipo DART ejecutará tres maniobras de corrección de trayectoria basándose en observaciones tomadas cada cinco horas. Cada redireccionamiento reducirá más el margen de error para que la trayectoria requerida de la nave espacial impacte correctamente.

La maniobra final será el 25 de septiembre, aproximadamente 24 horas antes del impacto. En ese momento el equipo de navegación conocerá la posición del objetivo Dimorphos en un radio de 2 kilómetros y, a partir de ahí, comenzará a navegación autónoma hasta concretar la colisión con la pequeña luna del asteroide.

La nave espacial DART chocará contra el satélite casi de frente a aproximadamente 6,6 kilómetros por segundo, una velocidad que es más rápida que una bala y lo suficientemente veloz como para cambiar la velocidad de la luna en una fracción del 1%, explicó la NASA. Aunque parece un pequeño cambio, este impacto cambiará el período orbital de la luna en varios minutos.

Esta hazaña de redireccionamiento doble de asteroides es la primera misión espacial que busca probar esta o cualquier otra técnica de desvío de asteroides. Los expertos afirman que la nave espacial no se ralentizará, y chocará intencionalmente contra la pequeña luna del asteroide Dimorphos en una técnica espacial llamada “impactador cinético”. Al ser relativamente pequeños ambos asteroides, los telescopios ópticos terrestres los ven como un único punto de luz que fluctúa en brillo. El intervalo de esas fluctuaciones cambiará después del impacto de DART.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias