sábado 01 de octubre de 2022 - Edición Nº1396

Argentina | 16 sep 2022

Política

Emulando al Papa, Cristina Kirchner pidió que recen por ella

La Vicepresidenta tuvo su primera aparición pública después del intento de magnicidio sufrido el pasado 1º de septiembre, durante una reunión con los denominados curas villeros que se relizó en el Senado.


Durante una reunión que mantuvo con los curas villeros en el Salón de las Provincias de la Cámara de Senadores, la Vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner se mostró por primera vez en público después del intento de magnicidio sufrido el pasado 1º de septiembre.

Aunque fue a puertas cerradas, el evento que tuvo una duración aproximada de 45 minutos se trasmitió por distintos canales de comunicación, incluido el Youtube de la propia funcionaria pública. "Siento que estoy viva por Dios y por la Virgen, realmente", introdujo hábilmente a los invitados en su discurso la ex Presidenta de la Nación.

Visiblemente conmovida, CFK mencionó la posibilidad de lograr un "acuerdo mínimo" con quienes "piensan distinto", con el objetivo de avanzar en la "reconstrucción" de la "economía" del país.

Aunque esra su "deseo" que la "primera actividad pública fuera de un despacho se hiciera rodeada de curas con opción por los pobres, con curas villeros y con hermanas laicas y religiosas", según manifestó, la reunión giró en torno a un discurso de poco más de media hora de la titular de la Cámara alta, donde apenas se dejó intervenir un contado número de veces a los sacerdotes para que transmitan sus palabras de fe, esperanza y "no odio". 

"Quería estar con ustedes porque, estando con ustedes, estoy un poquito más cerca de Dios y de la Virgen", subrayó la Vicepresidenta para, luego, parafrasear al papa Francisco: "Por favor, recen mucho, mucho por mí, porque lo necesito".

Mostrando su lado más místico, Cristina Fernández mencionó que, al otro día del intento de asesinato, recibió un llamado del papa Francisco en el que, según contó, el jefe de la Iglesia católica le dijo que "los actos de odio y violencia siempre son precedidos por palabras y verbos de odio y violencia". "Primero son las palabras y luego ese clima va creciendo y creciendo", denunció la abogada.

Como era de esperar, quien preside el Senado de la Nación volvió a demonizar a los medios de comunicación y a santificar a "la militancia" que la acompaña en la puerta de su residencia en La Recoleta. Primero, leyó un ejemplar del Diario de Sesiones de 1929 y recordó que el 24 de diciembre de ese año el entonces presidente Hipólito Yrigoyen salió indemne de un intento de asesinato.

CFK mencionó que unos días después, en enero, se realizó una sesión en la Cámara alta en la que un senador radical ligó el atentado contra el líder a la "actitud intemperada de la prensa", y propuso: "Siempre hubo grupos, pequeños, pero de gran poder, que quieren suprimir, eliminar al que piensa diferente. Tenemos la obligación de retomar un camino que costó mucho en la Argentina".

 

"Hubo un momento en que había trabajo, esperanza, expectativa y eso tenemos que volver a construir entre todos, con la actitud de hablar con todos, los que nos gustan y los que no. Como hacía Cristo".

CFK

 

Y fue en ese marco que destacó que cuando Sabag Montiel quiso disparar la pistola Bersa contra su cabeza, "fueron los militantes los que aprehendieron a quien me intentó matar, no la policía". A lo que agregó: "No solo lo detuvieron, sino que impidieron que, fracasado el primer disparo, lograra montar otra vez el arma".

En ese aspecto, resaltó que "no hicieron justicia por propia mano, sino lo que corresponde a ciudadanos democráticos y cristianos: lo entregaron a la ley", en referencia al arresto civil. "No creo que tengamos que sancionar ninguna ley especial. Lo que hay que poner es mucha institucionalidad y respeto cívico", alentó.

Para ir cerrando, la Vicepresidenta rescató que "lo más grave no es" lo que le pudo haber pasado a ella, sino "haber roto un acuerdo que había en la Argentina desde 1983". Y al respecto, agregó que "la recuperación de la democracia no fue solo que se vuelva a votar", sino "recuperar la vida y la racionalidad de que se pueda discutir en política", y advirtió que "lo que pasó el otro día fue una ruptura de eso que tenemos que volver a reconstruir urgentemente".

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias