sábado 01 de octubre de 2022 - Edición Nº1396

Mundo | 19 sep 2022

Reino Unido

El último adiós a Isabel II: Así despidieron a la soberana

Mandatarios de todo el mundo viajaron para participar de la misa fúnebre. Finalmente, sus restos descansarán en el Castillo de Windsor, junto a su marido, Felipe de Edimburgo.


Después de los diez días de duelo y numerosos homenajes en todo el Reino Unido de la Gran Bretaña, este lunes el mundo despidió por última vez a Isabel II, la soberana que estuvo en el trono por 70 años y sobrevivió a siete papas y doce primeros ministros.

El féretro de Su Majestad comenzó el largo recorrido hacia el Castillo de Windsor, su última morada, a las 6:44 de Argentina (las 10:44 de Londres). A las 7 en punto llegó a la Abadía de Westminster, donde se ofició la misa fúnebre para despedir sus restos, con la presencia de mandatarios de todas partes del mundo. 

 

 

18 minutos después comenzó el servicio religioso, cuando el Arzobispo de Canterbury pronunció el sermón y dio la mención, dando lugar al Arzobispo de Westminster, quien profirió la bendición.

Posteriormente, la secretaria general de la Commonwealth leyó un texto en homenaje a la vida de dedicación y servicio de la reina a la familia de naciones y Liz Truss, primera ministra británica, estuvo a cargo de la segunda lectura: tomada de Juan 14, una lección es de consuelo, evocando la promesa de la vida eterna en el Cielo. 

A las 8 (las 12 de Inglaterra), se dio por finalizado el funeral de Estado, cuando sonaron las estrofas del himno nacional “God Save the King” y otras interpretadas por el Queen's Piper (gaitero oficial); para dar paso a la procesión hacia el Arco de Wellington, un recorrido de poco más de 2 kilómetros hacia Hyde Park, en los que el rey Carlos III caminó junto a otros miembros de la familia real.

Luego de llegar al emblemático monumento, los restos de Isabel II viajaron hacia la Capilla de San Jorge, ubicada en el Castillo de Windsor, a unos 35 kilómetros al oeste de Londres. En esta última procesión antes de la despedida final, los ingleses colmaron las calles para despedir a la soberana, lanzando flores al paso del coche fúnebre.

  

 

Pasado el mediodía argentino, el Arzobispo de Windsor llevó adelante la última ceremonia religiosa frente a unos 800 invitados, que terminó cuando la Corona del Estado Imperial, el orbe y el cetro reales fueron retirados del ataúd.

Finalizada la misa de despedida, los restos de la Reina se trasladaron para su sepultura -un acto que solo fue presenciado por su familia- y se dio por finalizado el histórico evento, luego del cual la soberana reposará junto a su marido, Felipe de Edimburgo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias