sábado 01 de octubre de 2022 - Edición Nº1396

Mundo | 22 sep 2022

Crisis en Venezuela

La ONU acusa a Nicolás Maduro por crímenes de lesa humanidad

El presidente de Venezuela fue señalado como uno de los responsables por los abusos del Estado, según respaldó un informe de una misión verificadora elaborado sobre la base de 250 entrevistas y 122 casos de tratos crueles, inhumanos o degradantes en centros de detención clandestinos.


El Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas denunciaron este martes al gobierno de Venezuela por no haber juzgado a los autores de abusos respaldados por el Estado contra la población, como ejecuciones extrajudiciales, violencia sexual y torturas.

Asimismo, los expertos independientes de la entidad internacional lamentaron que los excesos por parte de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) y del Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN) sigan ejecutando estas prácticas, en el marco del tercer informe de una misión verificadora enviada al país sudamericano que agrega nuevos detalles sobre una larga lista de violaciones, incluso posibles crímenes contra la humanidad.

El documento describe la cadena de mando para la aplicación de torturas, violencia sexual y otros actos crueles con el fin de reprimir a quienes se oponen al gobierno, y pone a la cabeza de estas órdenes al mandatario y al vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, Diosdado Cabello.

"Arrestan a individuos tras un período de vigilancia e investigación y lo torturan o lo someten a tratos inhumanos y degradantes. Algunos han sido torturados durante días o semanas", aseguran, detallando que el Servicio de Inteligencia se sirve de una amplia gama de métodos de tortura, como golpizas, choques eléctricos, asfixia con bolsas de plástico y posiciones estresantes, así como amenazas de violar o matar a los detenidos y otras formas de tortura psicológica.

El informe fue elaborado sobre la base de 250 entrevistas y 122 casos de tratos crueles, inhumanos o degradantes en la sede del DGCIM en Caracas y en centros de detención clandestinos en otras partes del país. Las víctimas son líderes opositores, estudiantes, organizadores de protestas, periodistas y empleados de ONGs; y aunque los casos corresponden a los años 2017, 2018 y 2019, el docuemento asegura que las violaciones y los crímenes del DGCIM y el SEBIN continúan hoy.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias