lunes 06 de febrero de 2023 - Edición Nº1524

Sociedad | 27 nov 2022

Qatar 2022

Los necochenses que Messi eligió para festejar el triunfo contra México

Consumada la victoria de Argentina en el Estadio Lusail, en la noche de este sábado catarí, trascendió en las redes una foto que quedará grabada a fuego en el corazón de muchos, pero que para algunos será aún más especial.


A veces son las casualidades las que hacen de esa anécdota una gran anécdota. Estar en el momento adecuado, en el lugar justo, puede transformar esa historia que íbamos a contar en otra más grande, más épica.

Así fue que sucedió con un grupo de necochenses que emprendieron su camino hacia Qatar para alentar a la Selección Argentina por tercer Mundial consecutivo, con todo lo que eso significa y simboliza. Pero la historia no termina ahí, recién empieza.

 

 

Nicolás Pando, Facundo Soto y Agustín Echaves se ubicaron detrás de uno de los arcos el sábado desde temprano, donde se divisaba por las cámaras un nutrido grupo de compatriotas, y vivieron el primer tiempo viendo la espalda del arquero Emiliano Martínez y sufriendo con el tiro libre descomunal que descolgó de su ángulo derecho.

Pero la historia cambiaría en el complemento. Cuando los nervios comenzaban a apoderarse definitivamente de los casi 90 mil espectadores que asistieron al Estadio Lusail, el genio frotó la lámpara y clavó un zurdazo bajo y esquinado que se transformó en un grito de desahogo contenido y que festejaron al unísono 45 millones de argentinos.

 

 

Ellos estuvieron ahí, como los millares que dicen haber estado en el Azteca cuando el diego gambeteó a cien ingleses y pintó la obra más extraordinaria del deporte más popular del mundo. Al contrario de estos últimos, ellos tienen pruebas irrebatibles, pruebas que atesorarán para el resto de sus vidas en sus corazones y que, seguramente, presumirán a medida que pasen los años.

 

Y es que nada menos que Lionel Messi es quien les ofreció esas pruebas. El capitán los eligió para celebrar el triunfo de la Selección contra México, ese triunfo que da aire y permite encarar con otro peso lo que viene.

 

Apenas detectó que el arquero Memo Ochoa no iba a llegar a tapar su disparo, el 10 emprendió una carrera hacia la locura para regalarle a cada camiseta celeste y blanca que viera en Qatar esos puños apretados y su gesto de líder tanto tiempo deseado, el de la conferencia posderrota inaugural, cuando aseguró que este grupo no nos iba “a dejar tirados”.

Y en ese festejo del capitán, el que subió a sus redes sociales, es cuando vuelven a aparecer en escena estos necochenses que nos representan en Oriente Medio, gritando desaforados por la conquista, sacándose la presión como si fueran ellos los que tenían que meter el gol, ofrendando a su ídolo la retribución por su servicio.

“Uno sueña en llegar a lo más alto siendo consciente de sus limitaciones y vos @leomessi rompes cualquier parámetro posible. Te amo ❤️. Orgulloso de ser argentino. Vamos arriba selección”, escribió Facundo en su Instagram, acompañando al retrato icónico, el que lo acompañará de por vida en su billetera.

 

 

Como respondiéndole, a él y a tantos otros, el líder de los 26 que nos representan le contestó para poner broche de oro a la anécdota: “Hoy había que ganar y lo pudimos hacer. Se viene otra final el miércoles y tenemos que seguir peleando todos juntos… Vamos Argentina!!!”.

Así lo vivieron ellos, como millones de argentinos desparramados por el mundo. Pero ellos estuvieron ahí, y tienen pruebas contundentes, de esas que son irrefutables. Habrá que revolver la jurisprudencia nacional para conocer si alguna vez la confesión de parte importó tan poco, porque aquí la prueba se ofrece con gusto, y con orgullo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias