lunes 06 de febrero de 2023 - Edición Nº1524

Sociedad | 13 ene 2023

Juicio por el asesinato de Baéz Sosa

"Yo no estaba ahí": Luciano Pertossi rompió el silencio para contradecir a los testigos

Es la primera declaración de uno de los ocho rugbiers imputados en el juicio por el crimen de Fernando. El joven negó su presencia en relación al lugar donde fue ubicado por peritos de la Policía que analizaron los videos aportados a la causa y se negó a contestar las preguntas del fiscal.


Luciano Pertossi es uno de los ocho acusados por el crimen de Fernado Báez Sosa. Es el menor del grupo, tiene 21 años. Y tenía 18 al momento del homicidio. Es hermano de Ciro Pertossi y primo de Lucas Pertossi, dos de los otros acusados por crrimen. Su hermana Emilia es abogada y forma parte del equipo jurídico que los defiende, encabezado por Hugo Tomei.

Los testigos lo mencionaron como uno de los que golpeó a la víctima y aparece en las filmaciones de la tunda como uno de los atacantes. Uno de los amigos de Báez Sosa aseguró que Pertossi fue quien le dio la última patada y que antes impidió que se acercaran a ayudar al joven asesinado

En la audicencia de este jueves, el rugbier afirmó que "no estaba" en el lugar en el que lo ubicaban testigos de la Policía Federal Argentina (PFA), quienes lo identificaban como uno de los agresores directos de Fernando Báez Sosa al analizar un video durante el juicio por el crimen, y su declaración fue la primera de alguno de los ocho acusados sometidos al proceso. 

"Quiero aclarar algo. Yo no estaba ahí", afirmó Pertossi (21) ante el Tribunal Oral en los Criminal (TOC) 1 de Dolores tras levantar la mano y pedir sorpresivamente que lo dejaran declarar, en momentos en que brindaban su testimonios cuatro peritos especializados en análisis facial forense. 

Esta situación se produjo minutos después del mediodía de ayer, mientras el testigo Andrés Bruzzese y el abogado Fabián Améndola, uno de los representantes de la familia de la víctima, intercambiaban apreciaciones sobre una secuencia de uno de los videos exhibidos en la sala de audiencia y que lo ubicaba presuntamente entre quienes atacaban a Báez Sosa y también a sus amigos. 

En las imágenes reproducidas en la pantalla del tribunal, Pertossi era identificado como uno de los agresores directos de Fernando, pese a que el joven llegó a juicio imputado únicamente como agresor de quienes intentaron defenderlo. 

"Lucano Pertossi quiere hacer una aclaración", dijo entonces el defensor Hugo Tomei, y la presidenta del tribunal, María Claudia Castro, pidió a los peritos que se retiraran de la sala para darle la palabra al imputado.

Entonces, Pertossi se puso de pie, se ubicó en una silla frente al tribunal y pronunció las primeras palabras de alguno de los acusados desde que el juicio se puso en marcha el último 2 de enero: "Quiero aclarar algo. ¿Lo hago? Yo no estaba ahí".

El fiscal Gustavo García le pidió luego precisiones sobre "¿dónde estaba usted en ese momento?", pero el acusado se negó a responder, al igual que hizo cuando el representante del Ministerio Público preguntó quién era la persona de negro que aparecía en el video detrás de un auto.

"Ya aclaré eso. No quiero responder ninguna otra pregunta. No se molesten en hacer otra pregunta. No voy a responder", aseguró el imputado y mantuvo la postura cuando el particular damnificado quiso interrogarlo. 

La jueza intervino y expresó que el acusado "dejó en claro que no va a responder", y luego el joven regresó a su lugar, junto al resto de los rugbiers acusados por crimen del estudiante de abogacía cometido la madrugada del 18 de enero en Villa Gesell: Máximo Thomsen (23), Enzo Comelli (22), Matías Benicelli (23), Blas Cinalli (21), Ayrton Viollaz (23), y Ciro (22) y Lucas Pertossi (23).

La declaración del más joven de los Pertossi fue la primera realizada por uno de los acusados desde que comenzó el debate oral, y también fue la primera vez que los padres de Fernando, Graciela Sosa y Silvino Báez, escucharon personalmente la voz de alguno de ellos. 

Tras su breve testimonio, el joven cruzó miradas y un arqueo de cejas con su madre, que presenciaba la audiencia a pocos metros, y luego la jueza dispuso un breve cuarto intermedio. 

Según sostuvo el abogado de la familia de la víctima, Fernando Burlando, con esta declaración "se fisuró el pacto de silencio" entre los acusados del crimen. 

"No ha sido feliz la participación de Pertossi en la diligencia de hoy. Lo único que hace es ratificarme la postura que tenemos desde el primer día. Él vio cierta debilidad en que no podía distinguirse su rostro en la escena del crimen y trató de llevar esta coartada adelante", expresó el letrado al cierre de la jornada. 

El noveno día de testimonios había comenzado cerca de las 10.30 y tuvo como eje la declaración de los cuatro peritos de la PFA, quienes analizaron todos los videos incorporados a la causa. 

Junto a Bruzzese, declararon Yanina Cuenca, Agostina Matticoli y Ricardo Gabriel Pisoli, quienes aseguraron que las capturas cuadro por cuadro de esas imágenes permitieron ubicar en el lugar del crimen a los ocho imputados.

Precisaron también que en los videos pudo identificarse a Alejo Milanessi (22), imputado en el inicio de la investigación y sobreseído en abril de 2021. 

Además, señalaron que también fue reconocido en el lugar, sobre la vereda y a pocos metros del cuerpo de la víctima, Tomás Colazzo (19), un amigo de los acusados a quien el particular damnificado apuntó siempre como "el sospechoso número 11"; quien era menor de edad al momento del homicidio. 

 

Fuentes: Télam y Página 12

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias