lunes 06 de febrero de 2023 - Edición Nº1524

Deportes | 16 ene 2023

Rally Dakar

El argentino Kevin Benavides ganó su segundo Dakar y festejó vestido como Messi

El argentino se quedó con la última especial de la competencia y ganó la carrera con 43 segundos de ventaja con respecto a su compañero de equipo Toby Price.


Kevin Benavides (KTM) conquistó este domingo su segundo Rally Dakar al imponerse en la última etapa del raid, recuperar los 12 segundos de desventaja que tenía con el australiano Toby Price y terminar con 43 de ventaja en la general después de 14 especiales, más el prólogo. La emoción en las motos se mantuvo hasta la última jornada, a la que llegaron tres pilotos con opciones de proclamarse campeones. El de Salta, que había ganado en 2021 con Honda, se llevó el título.

Lo curioso es que, a menos de un mes de haber vivido aquella histórica coronación de la Selección Argentina en el Mundial de Qatar, cuando antes de recibir la Copa vistieron a Lionel Messi con una túnica negra, el piloto argentino también pasó por un momento similar. Momentos después de recibir su premio, un integrante de la organización se acercó al podio y la colocó la bisht, cumpliendo con una tradición milenaria en el mundo árabe y reservada a los hombres tan solo para ocasiones muy especiales.

 

 

Esa indumentaria indica un alto estatus social, es normalmente llevada por la realeza, los altos cargos religiosos o personas de una gran riqueza. La túnica, en ambos casos, negra con vivos dorados, se teje a partir de pelo de camello y lana de cabra. La del mejor jugador de fútbol del mundo estaba decorada con "cinco franjas con hilo de oro, cada una bordada por un artesano distinto", en cambio la de Benavides era más oscura, evitando las trasparencias.

En cuanto a lo netamente competitivo, la etapa final del Dakar, entre Al-Holuf y Dammam (Arabia Saudí), con 281 kilómetros de enlace y 136 de especial, se preveía rápida, junto a la playa, con algo de tierra, mucha arena y un pequeño tramo por un lago seco. Los pilotos incluso encontraron barro por las precipitaciones de los últimos días, el último escollo del raid. El orden de salida fue el inverso al de la clasificación general y lo concluyeron los tres candidatos al título: Skyler Howes (Husqvarna), Kevin Benavides y Toby Price.

 

 

Esta vez no estaban en juego para los mejores las bonificaciones por abrir pista, las que habían permitido a Price salvar el liderato en la penúltima jornada por solo 12 segundos. Howes que estaba a 1m31 del líder ya se había autodescartado la víspera de la final. Dicho y hecho. En el el primer punto de control, cedió 1m40 respecto a Kevin Benavides.

Se confirmaba así que iba a ser un duelo entre dos. Después de los primeros 33 kilómetros, el argentino le había descontado a Price los 12 segundos de que disponía en la general. Tras más de 43 horas, todo estaba igualado. Benavides fue a más y le endosó 1m49 al paso por el kilómetro 68. Superada la primera mitad de la especial, el Dakar empezaba a decantarse para el argentino. El australiano Daniel Sanders (GasGas) luchaba también por la etapa, a solo 19 segundos del sudamericano.

Price no estaba dispuesto a tirar la toalla y apretó. En el último paso intermedio, la ventaja de Benavides en la etapa se redujo veinte segundos, a 1m29. Había aún algo de emoción. En la meta, el argentino firmó el mejor tiempo (1h15m17), 35 segundos mejor que el que había establecido Sanders. Solo faltaba Price para confirmar que el Dakar se iba para Sudamérica. Y así fue.

El australiano descontó otros 34 segundos, pero se quedó corto. Acabó la etapa a 55 segundos de Benavides y a 43 en la general del rally. El podio de la general lo completó Howes, que concluyó a 5m04 del campeón. En Rally2, el título fue para el francés Romain Dumontier (Husqvarna) y en Original by Motul se consagró el sudafricano Charan Moore (Husqvarna).

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias