martes 23 de abril de 2024 - Edición Nº1966

Deportes | 8 sep 2023

Eliminatorias

Argentina comenzó otro camino mundialista soñando en los pies del 10

El seleccionado campeón del mundo venció 1 a 0 a Ecuador en el inicio de la competencia y lo ganó con otro golazo de Messi de tiro libre. El crack rosarino alcanzó a Suárez como máximo goleador histórico de las Eliminatorias. Mirá el que hizo ayer.


En el partido de anoche. Lionel Scaloni cumplió cinco años al frente del Seleccionado Argentino y empezó un nuevo camino pensando en el Mundial. Pasó la gloria y el festejo de la conquista en Qatar y para que haya 2026, primero hay que sortear las Eliminatorias Sudamericanas. Y el primer examen de Argentina fue aprobado, con victoria 1 a 0 sobre Ecuador.

El gol fue de Lionel Messi, como no podía ser de otra manera. De tiro libre igualó al uruguayo Luis Suárez como el máximo artillero de la competición y volvió a dejar a todo un país rendido a sus pies. Los pies que le dicen al corazón celeste y blanco que el equipo sigue estando preparado para competir y dejarlo todo, y si no pregúntenle a Cuti Romero...

 

 

Aunque el once de Lionel Scaloni tuvo altibajos en su juego, sobre todo en el primer tiempo, en la segunda etapa acorraló a Ecuador contra su propia área y lo ganó con autoridad.

Desde lo táctico, la primera duda despejada fue el hecho de que Enzo Fernández ocupó el lugar de mediocampista central y no Alexis Mac Allister, como se especulaba. El "Colo" se posicionó como interior izquierdo mientras que, por derecha, comenzó De Paul.

Otro interrogante planteado antes del encuentro fue quién iba a ser el "9" elegido por Scaloni. El DT se inclinó por Lautaro Martínez, quien se mostró preciso para pivotear a un toque e inteligente para bajar unos metros a asociarse con Messi y los mediocampistas. En una de esas acciones, el delantero del Inter combinó con Mac Allister, quien tocó atrás para la llegada del capitán. El mejor de todos le dio de primera, a la carrera, y la pelota se fue pegada al palo izquierdo del arquero Galíndez.

Después de 15 minutos de dominio y buen juego, Argentina empezó a cometer muchas imprecisiones en pases simples, lo que le dificultó inquietar al guardameta ecuatoriano. Messi ya no entró tanto en juego y eso fue un síntoma del momento del partido.

Incluso el equipo visitante se animó a adelantarse a partir de envíos largos a Enner Valencia, quien tuvo un duelo aparte con Romero. Otra vez se escuchó el "sí se puede" del público de El Tri, ante una hinchada argentino a tono con el flojo pasaje de la Selección. 

 

 

Fue el "Muchachos" lo que levantó a la gente, ya sobre el cierre del primer tiempo. La canción icónica del Mundial de Qatar vino acompañada de la más clara hasta ese momento, una definición al palo de Lautaro Martínez, con la que se cerró la primera mitad. 

El descanso les vino bien a los dirigidos por Scaloni. El equipo volvió renovado, con otra energía, y en los minutos iniciales metió a Ecuador contra su área. Un remate alto de Enzo Fernández y un centro que nadie llegó a conectar fueron dos avisos.

Desde lo táctico, el cambio más importante introducido por el entrenador fue la rotación entre Enzo y Mac Allister. Alexis pasó al centro del campo y el exmediocampista de River, a la izquierda. Como juegan actualmente en sus respectivos clubes.

Pasados los 10 lo volvió a tener el seleccionado campeón del mundo. Toda la jugada se construyó por la derecha, para terminar por el sector opuesto con un remate apenas alto de Tagliafico. Era todo de Argentina, menos el resultado. Y 5 más tarde, por la insistencia de la gente, el entrenador mandó a la cancha a Di María.

Por su lado, el 10 no había entrado tanto en juego, pero cuando lo hizo demostró por qué es el mejor. A puro amague desparramó defensores, de derecha al centro, y solo no fue gol porque no llegó a darle la suficiente potencia al remate. Y a los 32 minutos, se prendieron todos los celulares. El árbitro Wilmar Roldán cobró tiro libre a favor de Argentina al borde del área de Ecuador. Y el estadio entero sabía lo que se venía.

 

 

Messi acomodó la pelota y esperó. Se produjeron los ingresos de Paredes y Julián. Leo dio unos pasos hacia atrás, miró el arco y después clavó la vista en la pelota. Lo último que ve un arquero antes de ir a buscarla adentro. Porque el 10 otra vez frotó la zurda y otra vez lo hizo parecer apto para cualquiera. 1-0 y locura en el Monumental.

De ahí al final, solo tiempo para festejar. Ecuador ni cerca estuvo de la igualdad, por lo que la gente se dedicó a ovacionar a los campeones mundiales y a disfrutar de un equipo que le dio la alegría máxima. El primer paso está dado.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Notas Relacionadas
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias