viernes 08 de diciembre de 2023 - Edición Nº1829

Necochea | 9 nov 2023

Arenas Verdes

Con la tormenta del martes, un tornado provocó pérdidas millonarias en campos de la zona

El fuerte temporal dejó rastros de destrucción en las cosechas agrícolas linderas a la Ruta Provinicial Nº 88. También en Batán, las áreas frutihortícolas de la ciudad padecieron daños masivos.


Tras una serie de avisos emitidos por el Servicio Meteorológico Nacional que puso en alerta a Necochea y gran parte de la Provincia de Buenos Aires, un tornado con fuertes ráfagas de viento fue registrado en un campo de la Ruta Nº 88, a la altura de la localidad bonaerense de Arenas Verdes, dejando un rastro de destrucción en las cosechas, según la información a la que accedió el portal local Diario Necochea.

A esa redacción llegó un video de Alexis Kragelj en el que se puede apreciar la presencia del fenómeno, posiblemente, en su estado inicial o en el final de su desarrollo.

 

 

El SMN había advertido sobre la presencia de frentes tormentosos en los distritos de Necochea, Lobería, San Cayetano y Tres Arroyos, donde se estimaban valores de precipitación acumulada entre 15 y 30 mm, tormentas aisladas, algunas "localmente fuertes", acompañadas por ráfagas, actividad eléctrica, ocasional caída de granizo y abundante caída de agua en cortos períodos.

Las alertas del organismo no se limitaban a esta zona, sino que se extendieron a lo largo y ancho de la provincia de Buenos Aires, afectando a otras como La Pampa, Neuquén y Río Negro.

Volviendo a la zona, Mar del Plata no fue ajena al temporal. Las áreas frutihortícolas de la ciudad padecieron daños millonarios, perdiendo no solo sus cosechas sino también la infraestructura crítica para su desarrollo. Los invernaderos en Batán quedaron en escombros, producto del viento y el granizo, con techos destrozados y estructuras colapsadas.

Las plantaciones al aire libre tampoco se salvaron. Las piedras de granizo flagelaron las plantas recién emergidas, amenazando significativamente el rendimiento de la temporada. Aunque las verduras de hoja, más resistentes a este tipo de eventos, podrían sobrevivir sin grandes pérdidas, el impacto total en el sector agrícola se anticipa con gran preocupación.

Los productores, que ya venían enfrentando las adversidades de un clima cada vez más impredecible con sequías prolongadas y costos de riego en aumento, se encuentran ahora ante la difícil tarea de cuantificar los estragos. Ahora deberán realizar un relevamiento para dimensionar el verdadero daño que causó el tepmoral y los pasos a seguir para la reconstrucción y recuperación de sus cultivos.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias