miércoles 28 de febrero de 2024 - Edición Nº1911

Necochea | 31 ene 2024

Inflación

Desde mañana podría aumentar el precio de los combustibles

El Gobierno destrabará un impuesto que tenía congelado Sergio Massa que impactará en el valor de la nafta y el gasoil.


Finalmente, el Gobierno descongelará desde mañana un impuesto que impactará en el precio de la nafta y el gasoil, por lo que se espera un nuevo aumento en los surtidores a partir del primero de febrero, confirmaron fuentes calificadas a Ámbito. Cada petrolera definirá su suba, completaron.

En enero vence el último decreto de prórroga que congeló el tributo al combustible líquido (ICL) y al dióxido de carbono (IDC) en $27,6 desde octubre de 2022. A falta de la confirmación oficial a través de un decreto, el Gobierno confirmaría la suba del componente impositivo que podría rondar entre el 4% y 6%.

La decisión de no extender la congelación impositiva implicará un nuevo aumento en los precios al consumidor, en un contexto de subas que alcanzan el 80% en distintos ámbitos desde el inicio del Gobierno del presidente Javier Milei.

Según un análisis del Instituto Argentino de Análisis Fiscal, el valor real del monto fijo del tributo descendió un 85% entre diciembre de 2018 y diciembre de 2023. Con este escenario, la recaudación mensual por el impuesto en cuestión descendió un 77% real en cinco años.

“Bajo el supuesto de un consumo de nafta súper igual al de 2018, si el gobierno retomara el valor real del tributo al de ese año podría implicar recursos extras para Nación por 0,37% del PBI”, estimó el informe del IARAF.

Aumento de la nafta: cómo puede golpear en la inflación

El aumento en los precios de los surtidores podría tener un efecto negativo en la inflación: el aumento podría impactar en una suba de 1 o 2 puntos para febrero, después de una inflación del 25,5% en diciembre. El número final, en este contexto, estará atado a los precios establecidos por las petroleras.

Según Julián Rojo, especialista en macroeconomía y energía, una suba discutida en surtidor en torno al 25% aportaría alrededor de un 1 punto al número de inflación mensual, al menos dentro del Gran Buenos Aires, 1,5 puntos porcentuales en otros puntos del país, como la zona Cuyo o la Patagonia.

“La incidencia del aumento de los combustibles es del 2,8 en el IPC dentro de GBA, pero se va a 5,2% en las zonas anteriormente mencionadas”, explicó a Ámbito el economista. El aumento llevaría el precio de la nafta súper por encima de los $1000.

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias