miércoles 28 de febrero de 2024 - Edición Nº1911

Argentina | 13 feb 2024

Ajuste

Milei quiere quedarse con un avión y vender la flota presidencial por US$40 millones

Las aeronaves oficiales no se utilizan y en la Secretaría General hay diferentes opiniones sobre cuál debería ser el futuro de las unidades. En tierra, insumen millonarios gastos de mantenimiento.


La flota presidencial de aeronaves se compone de tres aviones y tres helicópteros. De todos estos, uno es propiedad de la Fuerza Aérea y el resto del Estado nacional. Desde la llegada de Javier Milei al poder, estas aeronaves casi no se utilizaron y hay dudas y diversas versiones sobre su futuro inmediato.

A las autoridades de la Secretaría General que conduce Karina Milei no les cierran algunos números de estos aviones: el Gobierno mira con malos ojos su alto costo de mantenimiento, en medio de su intención de imprimir una imagen de austeridad en un delicado contexto económico.

Una de las ideas que se baraja es la de que el presidente Javier Milei solo se quede con un pequeño Learjet de la Fuerza Aérea para utilizar dentro del país o en casos de emergencia y poner a la venta el resto de la flota: según tasaciones informales o consultas que ya se realizaron en el Gobierno, se podrían llegar a recaudar unos 40 millones de dólares por dos aviones y tres helicópteros, además de cortar el gasto en mantenimiento de estas unidades.

 

 

Si definitivamente la Casa Rosada se inclina por la idea de sostener solo un avión, el elegido sería el Learjet 60 (ARG-03), una unidad que pertenece a la Fuerza Aérea, pero cuya operación y mantenimiento está a cargo de la Secretaría General. Se trata de un avión que, además, no insume demasiados gastos de mantenimiento.

Las unidades que se pondrían a la venta son un Boeing 737-500 (ARG-02), antes conocido como Tango 04, que tiene un valor de mercado que oscila los 4 millones de dólares. El costo de mantenimiento (sin uso) es de U$S 1.500.000, cifra que surge de un contrato con Aerolíneas Argentinas por el cuidado del avión, libros técnicos y asesoramiento. Además, Presidencia tiene que pagar 500 mil dólares por inspecciones que tocan por tiempo calendario.

Otro de los que se le podría colocar el cartel de venta es el Boeing 757-256 (ARG-01), adquirido durante la gestión de Alberto Fernández por 25 millones de dólares. En el Gobierno dicen que, si se vende, al menos hay que recuperar la inversión. Si bien no se usa desde la anterior gestión, en los próximos meses demandará estos gastos en dólares: 2 millones en inspección mayor, 100 mil en mantenimiento de Boeing y 700 mil en inspecciones menores, además de otros 7 mil cada 30 minutos para volar, al menos una vez por semana, para mantenerse operativo.

A modo de ejemplo, el viaje que Alberto Fernández realizó para participar de la 78° Asamblea de las Naciones Unidas en septiembre de 2023 costó U$$ 193.368 y otros 15.189.658 de pesos. En cambio, en sus únicos viajes al exterior -pasó por Davos en enero y por Israel y el Vaticano hace unas horas-, Milei usó aviones de línea.

En este contexto surgieron diversas propuestas respecto del futuro de la flota presidencial, las cuales se discuten en la Secretaría General. "Si es por él, vende todo", aseguraron sobre la postura del Presidente. Sin embargo, la realidad es que el proceso de venta está en una fase de estudio y discusión interna, y un área con fuerte injerencia en el proceso es la Dirección General de Logística (DGL), que quedó en manos del comodoro Fabián Barbieri.

Por otra parte, también se estudia la posibilidad de poner a la venta los helicópteros presidenciales. Son tres. Un S70 Sikorsky Black Hawk (8 plazas), que posee un valor de mercado de U$S 4 millones. Si no se usa también tiene altos costos de mantenimiento. Por ejemplo, la bibliografía técnica cuesta unos 320 mil dólares: el fabricante hace mejoras constantes y quienes operan el helicóptero deben comprar este material para poder utilizarlo. Además se suman un S76 (5 plazas), que tiene un valor de mercado de U$S 3 millones y otro del mismo modelo que el anterior e igual valor de mercado. La inspecciones mayores de estos helicópteros cuestan unos U$S 400 mil cada una.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias