miércoles 17 de abril de 2024 - Edición Nº1960

Sociedad | 15 feb 2024

15 de febrero

Con diagnóstico temprano y tratamiento, el 80% de los cánceres infantiles son curables

Hoy se conmemora el Día Internacional de la lucha contra el Cáncer Infantil, una ocasión para reflexionar sobre los desafíos y avances en la batalla contra esta enfermedad.


Cada 15 de febrero se conmemora el Día Internacional de la lucha contra el Cáncer Infantil, una ocasión para reflexionar sobre los desafíos y avances en la batalla contra esta enfermedad. Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), alrededor de 280.000 niños de entre 0 y 19 años son diagnosticados con cáncer cada año en todo el mundo, siendo una de las principales causas de mortalidad en esta población.

Es alentador destacar que en países de ingresos altos, más del 80% de los niños afectados por el cáncer logran superar la enfermedad gracias a un diagnóstico precoz y un tratamiento adecuado. Sin embargo, en países de ingresos medianos y bajos, la tasa de curación es considerablemente más baja, aproximadamente del 20%.

En el caso de Argentina, el Hospital Juan Garrahan de la Ciudad de Buenos Aires informa que, con un diagnóstico temprano y un tratamiento oportuno, el 80% de los casos de cáncer infantil son curables. Este centro de salud, que atiende a una importante cantidad de pacientes pediátricos, destaca la relevancia del acceso a la atención médica y el seguimiento para mejorar las tasas de supervivencia.

El cáncer infantil presenta síntomas de alerta, como fiebre persistente, dolores óseos o pérdida de peso, que pueden ser detectados por las familias y los profesionales de la salud. Un diagnóstico precoz es fundamental, ya que aumenta las posibilidades de éxito del tratamiento y reduce el sufrimiento del paciente. La detección temprana permite también un enfoque terapéutico más efectivo y menos costoso.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) subraya la importancia de tres componentes clave para un diagnóstico precoz: el conocimiento de los síntomas por parte de las familias y los profesionales de la salud, la precisión en la evaluación clínica y el inicio rápido del tratamiento. Países de todos los niveles económicos han implementado con éxito programas para fomentar el diagnóstico temprano, destacando la colaboración entre el gobierno, la sociedad civil y las asociaciones de padres.

En resumen, la detección temprana y el tratamiento oportuno son fundamentales para combatir el cáncer infantil. Con un enfoque integral que incluya la educación sobre los síntomas, la evaluación clínica precisa y un acceso rápido a la atención médica, se puede mejorar significativamente la vida de los niños afectados por esta enfermedad. La curación es posible en más del 80% de los casos cuando se brinda la atención oncológica adecuada.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias