miércoles 22 de mayo de 2024 - Edición Nº1995

Argentina | 14 may 2024

Comedores fantasma

Belliboni aseguró que los allanamientos son "un ataque para destruir la organización social"

El referente del Polo Obrero se defendió de las acusaciones del Gobierno y dijo que no existieron extorsiones para ir a las marchas contra Milei. La Justicia realizó allanamientos en 27 comedores y también a dirigentes piqueteros, secuestrando dinero y documentos de planes sociales.


En el marco de los allanamientos realizados en al menos 27 comedores y sobre dirigentes piqueteros, durante los cuales se secuestraron dinero y documentos supuestamente provenientes de planes sociales, el representante del Polo Obrero, Eduardo Belliboni, se defendió y desestimó las acusaciones: "Es un ataque político para destruir la organización social", sostuvo.

El caso se inició en diciembre del año pasado, cuando el Gobierno habilitó una línea telefónica para denunciar supuestas extorsiones por parte de referentes a beneficiarios de planes para que acudan a la marcha que se realizó el 20 de ese mes.

En total, hubo 13.310 llamadas, de las cuales pudieron atenderse 2720 y 924 se transformaron en denuncias. Unos 45 casos fueron denunciados en la ciudad de Buenos Aires y sobre ellos se centró la investigación del juez federal Sebastián Casanello y el fiscal Gerardo Pollicita.

"El origen de la causa es el 20 de diciembre, con la primera gran movilización contra Milei", dijo el dirigente en declaraciones a Radio Provincia y subrayó que fue la titular de la cartera de Seguridad, Patricia Bullrich, quien "amenazó a las personas diciéndoles que iban a perder el plan social si participaban de la marcha".

En ese marco, indicó que "lanzó la línea 134 que recibió casi 10 mil denuncias" de parte de supuestos beneficiarios que "luego se redujo a 900, de las cuales 45 quedaron circunscritas". Por lo tanto, interpretó que "estamos hablando de denuncias falsas, gente que no ratifica o trolls".

Asimismo, indicó que los allanamientos "fueron ilegales porque se hicieron de noche e ingresaron en hogares donde hay niños", mientras puntualizó que "en el local central del Polo Obrero (uno de los intervenidos), la policía apagó las cámaras de seguridad". Y agregó que lo hicieron "para plantar algo".

"Se armó un gran escándalo político encabezado por Bullrich que publicó un twit a las 2 de la tarde cuando todavía no se habían hecho, pero ella ya tenía los resultados", aseguró el dirigente, y sobre la posibilidad de que una parte de las denuncias sean ciertas, detalló que "tenemos más de 100 mil compañeros en todo el país. Yo no puedo decir que toda la gente que forma parte de las organizaciones actúan como corresponde, pero solamente denunciaron a 12 personas: es un universo muy chico. Además, es sólo una denuncia, después hay que investigar".

Por otra parte, aseveró que en la actualidad están atravesando "un cuadro de persecución política" por parte de la ministra Bullrich, "ya que sufrimos multas y represiones salvajes". Incluso, describió que "el propio Presidente de la Nación me denunció con nombre y apellido diciendo que había que eliminarme", por lo que, "cómo no me voy a sentir perseguido y estigmatizado".

Por último, adelantó que "vamos a ir a la Justicia y dar la lucha política porque hay un ataque a la organización política para destruir la organización popular". Y finalizó: "Creo que tienen la intención de liberar los barrios, no para poner un comedor, sino para que avance el narcotráfico".

Finalmente, agregó: "Tengo la conciencia limpia, vivo en Burzaco hace 50 años. A mí no me llamaron porque saben que no soy un delincuente. Los allanamientos fueron todos hechos en la ilegalidad, de noche, apagando las cámaras de seguridad de un local que había en la zona". En diálogo con Radio Mitre, sumó: "No tengo miedo de ir preso. Hace muchos años que lucho con los mismos métodos y las mismas convicciones y muchos gobiernos dijeron que me iban a meter preso". 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias