viernes 14 de junio de 2024 - Edición Nº2018

Necochea | 10 jun 2024

Justicia

Espinoza denunció por lavado y espionaje a la mujer que lo acusó de querer violarla

Lo hizo a través de la Municipalidad de La Matanza. Según explicaron, la presentación surge a partir de evidencias halladas en la computadora de Melody Rakauskas, la implicada.


Mientras avanza la causa contra Fernando Espinoza, la Municipalidad de La Matanza denunció este lunes por lavado de dinero y espionaje ilegal a Melody Rakauskas, la mujer que lo acusa por abuso sexual. La investigación recayó en el Juzgado 7 del juez Sebastián Casanello.

Según el documento presentado por el municipio, la acción surge "por las mismas evidencias encontradas" tras la denuncia que hiciera la mujer en contra del Jefe de la comuna, detallando que se basa en pruebas halladas en la computadora de la mujer en la que "había más de 18 mil archivos de la oficina privada del intendente" y en los gastos (viajes y estilo de vida) que Rakauskas muestra en sus redes sociales desde 2021.

"A partir de los mails enviados por la denunciante y las presentaciones hechas por abogados vinculados a personas de la política partidaria, resulta evidente que el señor intendente Fernando Espinoza ha sido víctima de una monumental operación de inteligencia ilegal a fin de perjudicarlo, así como también al distrito de La Matanza y, consecuentemente, al Partido Justicialista en las pasadas elecciones del año 2021, pues no podemos omitir indicar que la 'aparición' sorpresiva y digitada de Rakauskas se produjo en la víspera de las elecciones de mención", explica la denuncia.

De acuedo al recurso penal presentado, indicaron que Rakauskas entró a la casilla de mails de la secretaría privada de La Matanza y "guardó/sustrajo en su computadora indebidamente y sin autorización un total de 18668 correos electrónicos". También denuncian que guardó 42 capturas de pantallas de la agenda privada.

"Esta información se desprende del Acta de Resguardo de Prueba, que confeccionara el Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ) del Ministerio Público Fiscal de la C.A.B.A., fechado el 5 de julio de 2021 en cumplimiento de una medida de prueba ordenada en el marco de la investigación que se iniciara por denuncia de la Sra. Rakauskas", precisó el documento.

En cuanto al presunto delito de lavado de dinero, la Municipalidad de La Matanza acusó que la exsecretaria privada llevaba un estilo de vida lujoso que se contradice con su declaración en la causa por abuso sexual, en la que había asegurado no tener ingresos.

"'Lo poco que tenía de ahorros, lo tuve que utilizar para sobrevivir desde el 2021 hasta la fecha', dijo. Sin embargo, entre ese año y la actualidad Rakauskas viajó a la India, se instaló por tres meses en Miami y recorrió lugares turísticos de Italia y, presuntamente, el Caribe", advirtió el asesor legal del municipio.

Y remarcó: "Nadie que no tenga dinero suficiente para comer, pagar el alquiler o, incluso, la obra social, puede llevar adelante una vida de lujos, vivir casi tres meses en Estados Unidos, llevar dos mil dólares en una cartera o pagar cuentas de hasta seis mil dólares, como desliza en sus propios correos electrónicos. No obstante, claro está, que contaría con ingresos no declarados, y/o que los viajes se encuentren vinculados a fines espurios, seguramente pagados y costeados por la gente que está detrás de la operación de inteligencia que estamos denunciando".

El abogado de Rakauskas, Marcelo Urra, le dijo a TN que aún no fueron notificados sobre la denuncia y que prefieren no hablar al respecto hasta no tener los detalles.

El recurso presentado por La Matanza se conoció luego de que el fiscal que investiga a Espinoza en la causa por abuso sexual pidiera a la Sala VII de la Cámara del Crimen que confirmara el procesamiento y en caso de ser así, pasara a la etapa de juicio oral.

 

La denuncia por abuso

Raskaukas presentó la denuncia en persona en la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) de la Corte Suprema de Justicia de la Nación a principios de junio de 2021. Relató que por Gustavo Cilia, su entonces pareja y amigo de Espinoza, la llevó a trabajar en la secretaría privada del intendente. Contó que el 10 de mayo de ese año Espinoza le dijo que iba a ir a cenar a su casa. Y que allí ocurrió el abuso.

En la denuncia contó que durante la cena Espinoza le dijo que estaba contracturado y le pidió masajes. Ella le dijo que no y lo mandó a descansar, pero la respuesta fue: "No tengas miedo, dale". De manera intimidante se desabrochó la camisa, afirma la denuncia. Le dijo que no tuviera miedo porque "las mujeres de sus amigos tenían bigote".

 

 

"Fernando, no sé qué vas a hacer pero te pido que no, te pido que te vayas de mi casa", le dijo la mujer. Pero Espinoza "una vez dentro de la habitación se quitó el pantalón, la camisa que previamente se había desabotonado y quedó en ropa interior". Cuando volvió a pedirle que se fuera, "el imputado la sujetó fuertemente, indicando la víctima que no recordaba exactamente cómo pasó, pero que él logró terminar encima de ella en la cama".

Y durante ese lapso, el imputado comenzó a besarle la zona de sus pechos y a tocarla por encima de la ropa mientras le decía "quedate tranquila, siempre te tuve ganas, va a estar todo bien", y le pedía que le practicara sexo oral, intentando a su vez quitarle las prendas que vestía en contra de su voluntad, lo que habría llevado a que le rompiera la camisa que ella tenía puesta, además de intentar bajarse su propia ropa interior, lo que no consiguió porque la víctima hacía fuerza para impedirlo. 

"Bueno, listo, ya está, se terminó todo, me voy, ya está, no te preocupes. Sos una boluda, no sabes lo que te perdés pero bueno, allá vos", le respondió Espinoza.

La jueza Galetti citó a indagatoria a Espinoza que rechazó las acusaciones. Reconoció que estuvo en la casa pero negó el abuso sexual. La magistrado lo procesó. "El relato de la víctima asegurando haber sufrido esos tocamientos impúdicos sobre su cuerpo sin autorización, se encuentra respaldado con las conclusiones de los especialistas en la materia que la entrevistaron durante el desarrollo de la pesquisa dando cuenta de los efectos producidos en ella a partir de lo ocurrido", sostuvo la magistrada en su procesamiento.

También tuvo en cuenta una serie de grabaciones que hizo la víctima y que aportó a la causa. Una de ellas con Cilia. La mujer le cuenta lo que ocurrió y él le dice que lo mejor es retirar la denuncia. "¿Eso considerás lo mejor? De un tipo que me abusó. Me rompió la camisa, me tiró sobre la cama, me obligaba una y otra vez a bajarme el pantalón, me forcejeó. Me besó sin mi consentimiento. Me tiró en la cama, el tipo es grandote. Es hombre, yo soy una mujer. Me largué a llorar y no podía mas", dice la mujer.

De hecho, en ese encuentro el hombre lleva la propuesta de Espinoza de retirar la denuncia con un escrito para presentar en el juzgado. Y allí el intendente habla por teléfono con ella cuando la justicia había dictado una prohibición de acercamiento de 500 metros y de tener cualquier tipo de contacto. Por eso también fue procesado por desobediencia.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias