jueves 25 de julio de 2024 - Edición Nº2059

Necochea | 25 jun 2024

Alerta Monóxido

El invierno llega con un récord de intoxicaciones por gas en la provincia

Ante las frías temperaturas, Defensa Civil recomendó controlar la instalación y el buen funcionamiento de calefones, termotanques, calderas, estufas, braseros, salamandras, cocinas, anafes, calentadores y hornos a gas o leña, entre otro tipo de artefactos utilizados al efecto de elevar la temperatura.


Los casos de intoxicaciones por monóxido de carbono en los primeros cinco meses del año pasaron de 31 en 2023 a 77 este año, de acuerdo a los datos que se desprenden del Boletín Epidemiológico de la Provincia de Buenos Aires. Ante esta situación, la cartera sanitaria que encabeza Nicolás Kreplak advirtió que es clave revisar los artefactos, ventilar los ambientes con frecuencia y hacer una consulta al centro de salud más cercano si se perciben síntomas como mareos, náuseas y dolor de cabeza.

Pasado el fuerte frío del otoño, pero con un invierno que amenaza con seguirle los pasos, los artefactos para calentar ambientes se encendieron mucho antes de lo esperado y la estadística muestra que las intoxicaciones llegaron a encabezar las cifras de los últimos cinco años.

Incluso, desde el Ministerio presumen que los casos son aun más, porque gran cantidad de personas que sufren de síntomas no consultan a un centro de salud y, por lo tanto, no es posible tener un registro oficial de esos sucesos.

"El monóxido de carbono (CO) es un gas tóxico que se produce por la combustión incompleta de hidrocarburos como el carbón o el gas", explicó la subsecretaria de Planificación Estratégica en Salud, Leticia Ceriani. Y agregó que ,"como no tiene olor, color, ni sabor y no es irritante, se dispersa con facilidad en ambientes cerrados y las personas suelen no percibirlo, sin embargo, constituye la principal causa de muerte por envenenamiento en todas las edades a nivel mundial".

En el país, se registran unas 200 muertes y unas 40 mil intoxicaciones prevenibles cada año por este gas que invade los ambientes cuando falta oxígeno y cuando las estufas, cocinas, calefones y termotanques a gas no funcionan correctamente. También, las parrillas o braseros a leña o carbón y los calentadores colocados en ambientes cerrados pueden ser fuente de monóxido e intoxicar.

Para dar respuesta a la magnitud de este problema, el ministerio de Salud bonaerense creó un sistema de vigilancia de intoxicaciones ambientales y un circuito de atención, y realiza capacitaciones dirigidas a equipos de salud provinciales y municipales para mejorar el diagnóstico y la notificación de estas intoxicaciones.

Cuando una persona llega a una guardia o centro de salud con los síntomas de intoxicación por monóxido, se realiza una interconsulta con el Centro Provincial de Referencia en Toxicología (CEPROTOX), que asiste las 24 horas los siete días de la semana todo tipo de urgencias toxicológicas y cuenta con una línea gratuita, el 0800-222-9911 para ofrecer atención telefónica los 365 días del año. 

 

Síntomas y prevención

Desde la Dirección de Defensa Civil de la Municipalidad de Necochea ya habían dejado recomendaciones al respecto, previendo las frías temperaturas que se avecinaban en mayo y junio. Primero, informaron que se debe sospechar una intoxicación con monóxido de carbono cuando una o varias personas al mismo tiempo, que estuvieron en un ambiente cerrado, presentan determinados malestares impropios de una situación normal y con determinadas características de acuerdo al grado de contaminación:

  • Para las intoxicaciones leves, los síntomas habituales son dolor de cabeza, náuseas, vómitos y mareos
  • En las moderadas se hacen visibles escenarios de confusión, visión borrosa, falta de coordinación, falta de fuerza, palpitaciones, irritabilidad y falta de tonicidad muscular.
  • Finalmente, las graves se caracterizan por síntomas como la pérdida de conciencia, las convulsiones, la hipotensión o arritmias, que pueden desembocar en estados comatosos o en infartos de miocardio.

Ante la presencia de cualquiera de estas alertas se debe tomar rápidamente las siguientes medidas: salir del ambiente contaminado; ventilar la habitación, abriendo puertas y ventanas; y concurrir al efector de salud más cercano.

Además, siempre es bueno tener presentes los números telefónicos de emergencia ante cualquier eventualidad: la línea 100 de Bomberos; el 107 del Hospital Municipal “Dr. Emilio Ferreyra”; y el 103 de Defensa Civil, que está abierto a la atención ciudadana las 24 horas, los siete días de la semana.

 

 

 

A su vez, desde el área que encabeza Augusto Fulton recomendaron controlar la instalación y el buen funcionamiento de calefones, termotanques, calderas, estufas, braseros, salamandras, cocinas, anafes, calentadores y hornos a gas o leña, entre otro tipo de artefactos utilizados al efecto de elevar la temperatura, y aconsejaron:

  • Mantener los ambientes bien ventilados.
  • No dormir con brasas o cualquier tipo de llama encendidas, y siempre apagarlas fuera de la casa.
  • No usar el horno u hornallas de la cocina para calefaccionar el ambiente.
  • No mantener recipientes con agua sobre la estufa, cocina u otra fuente de calor.
  • Utilizar artefactos de tiro balanceado.
  • El calefón no debe estar en el baño, ni en espacios cerrados o mal ventilados.
  • Alejar las estufas eléctricas de la humedad.
  • Verificar que los conductos de las chimeneas no estén obstruidos.
  • Instalar rejillas de ventilación en lugares con falta de oxígeno.
  • No encender motores a combustión (grupos electrógenos, motosierra, etcétera) en ambientes cerrados, en sótanos o garajes.

Algunos indicios que nos pueden hacer sospechar la presencia de monóxido de carbono en el ambiente son la coloración amarilla o anaranjada de la llama de hornallas o estufas, la aparición de manchas de hollín, tiznado o decoloración de los artefactos, de sus conductos de evacuación o alrededor de ellos. Ante cualquiera de estas señales es importante llamar a un gasista matriculado para solucionar el problema.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias